Inicio

Articulo de portada.- Cyberbullying

5

Por: Lizzeth del Carmen Ceja Linares, y Raúl García Viquez

El ciberbullying en español, el ciberacoso es un tipo de acoso que se vale de medios informáticos para el hostigamiento de una persona. La palabra se compone con el vocablo inglés bullying , que refiere acoso e intimidación, y el prefijo ciber-, que indica relación con redes informáticas. En inglés, la forma correcta de escribir la palabra es cyberbullying.

El ciberbullying es una actual forma de acoso que se vale de las nuevas tecnologías de la comunicación para producir el acoso en las víctimas. Internet y las redes sociales se han colado en nuestras vidas a una velocidad de vértigo, debido en gran parte a la enorme oferta de información y recursos que ofrece.

Como tal, el ciberbullying o ciberacoso supone la situación de hostigamiento, abuso y vejación sostenido y repetido a lo largo del tiempo, de una persona por parte de un grupo de individuos.

Este fenómeno implica la intimidación, el acoso o la amenaza mediante medios electrónicos, con la intención de dañar (principalmente, vía Internet o teléfono celular) de un alumno (ciberagresor) a otro (cibervíctima). Como en el caso del bullying tradicional, el ciberbullying puede originar a alumnos que desempeñen simultáneamente ambos roles, lo cual se ha incrementado durante los últimos años.

A niños, adolescentes y jóvenes se les ha llamado nativos digitales . Es un término que está muy bien. Aclara mucho las cosas, sobre todo cuando se utiliza el contra-término, el de inmigrantes digitales. Se trata de conceptos que pretenden ilustrar sobre el modo de proceder y la manera en que unos u otros nos situamos ante las TIC y nuestro tiempo vital.

El bullying es más común en niños escolares y el cyberbullying en niños mayores. Las redes sociales son grupos de personas con afinidad de amistad, social o cultural que a través de la comunicación comparten conocimientos. Los medios han influido para que exista una explosión de la información interpersonal.

Actualmente Facebook cuenta con cerca de 1.900 millones de usuarios activos en un mes, Whatsapp tiene más de 1.200 millones de usuarios activos en un mes, Instagram tiene más de 700 millones de usuarios activos en un mes. YouTube tiene más de 1.000 millones de usuarios activos en un mes.

Como ya se mencionó, la red social más visitada es Facebook, de los cuales 17 millones son niños y jóvenes de 13-19 años. Se suben más de 25 mil millones de contenidos de diferente tipo: videos, fotos, mensajes, historias, etc. Un usuario de Facebook puede tener en promedio 130 amigos, pero al agregar amigos se pueden agregar amigos de amigos, o sea, perfectos desconocidos que podrían esconder a alguna conducta ilícita.

1Manifestaciones del Ciberbullying

• Colgar en Internet una imagen comprometida (real o efectuada mediante fotomontajes), datos delicados, cosas que pueden perjudicar o avergonzar a la víctima y darlo a conocer en su entorno de relaciones.

• Dar de alta, con foto incluida, a la víctima en un web donde se trata de votar a la persona más fea, a la menos inteligente, y cargarle de votos -o likes- para que aparezca en los primeros lugares.

• Crear un perfil o espacio falso en nombre de la víctima, en redes sociales o foros.

• Dejar comentarios ofensivos en foros o participar agresivamente en chats haciéndose pasar por la víctima.

• Enviar mensajes amenazantes por e-mail o SMS, perseguir y acechar a la víctima en los lugares de Internet en los que se relaciona de manera habitual provocándole una sensación de completo agobio.

En estos medios el acosador no da la cara por lo que en el anonimato se siente seguro y protegido insultando y dañando al acosado.

En cuanto a las consecuencias del “ciberbullying” se considera que “son más graves” de lo que parece, porque un golpe duele, se pone morado y se cura, pero en el ciberbullying hay la sensación de impotencia porque el agredido puede sospechar de dónde viene el daño o perjuicio psicológico, pero no tiene ninguna evidencia. Aparece en la red social, en Facebook, en correo electrónico, así que además de la sensación de ser víctima, el afectado no sabe a quién reclamarle y quién es responsable por eso; está en total indefensión.

El ciberbullying provoca una mayor inseguridad a la víctima, ya que al ser un fenómeno más abierto que el bullying, no se siente segura en ningún sitio por miedo a ser reconocida y por ende, acosada.

La expansión de la agresión llega a límites mayores que el acoso escolar puesto que permite la agresión sea visto por un mayor número de personas, por lo que también la humillación personal de la víctima es más profunda y considerable.

Perfiles de los participantes en las agresiones

No es difícil intuir las características de la figura del agresor y de la figura de la víctima en este proceso.

A nivel internacional, la OMS (Organización Mundial de la Salud), dicta tres criterios diagnósticos para categorizar el bullying:

La existencia de una o más de las conductas de hostigamiento internacionalmente reconocidas como tales. (El desprecio, el odio, la ridiculización, la burla, el menosprecio, los motes, la crueldad, la manifestación gestual del desprecio, la imitación burlesca son los indicadores de esta escala).

La repetición de la conducta que ha de ser evaluada por quien la padece como no meramente accidental, sino como parte de algo que le espera sistemáticamente en el entorno escolar en la relación con aquellos que lo acosan.

La duración en el tiempo, con el establecimiento de un proceso que va a ir minando la resistencia del niño y afectando significativamente a todos los órdenes de la vida: académico, afectivo, emocional y familiar.

Tal vez le interese
Brinda protección Secretaria de Seguridad de Edomex a peregrinos
Comienzan las campañas electorales de los candidatos a la gubernatura
A través de la lectura el IEEM inculca en la niñez la democracia