Inicio Opinión

José Emilio amaba el tiempo, la memoria, los libros, el mar: Cristina pacheco

Jose Emilio amaba el tiempo, la memoria, los libros, el mar: Cristina pacheco

  • Este 2020, se cumplieron los primeros seis años de que Don José Emilio partiera
  • Revista Matices lo recuerda con añoranza en el 81 aniversario de su natalicio
  • El Centro Municipal de la Artes de Tlalnepantla de Baz lleva el nombre del ilustre literato

Por Ricardo FLORESMIRANDA

a1683073905cd47d3e01e4f2fada7da2Los amantes de la poesía, los partidarios de la novela y los apasionados del cuento, la crónica y el ensayo de José Emilio Pacheco Berny lo recordamos con añoranza en el 81 aniversario de su natalicio, celebrado este 30 de junio de 2020.

José Emilio Pacheco, considerado figura destacada de la literatura hispanoamericana del siglo XX, a quien no escapó ningún género literario acumuló durante su vida un sinnúmero de reconocimientos y distinciones por sus aportaciones a la cultura y las artes de México, nació un 30 de junio de 1939 en la Ciudad de México.

Dentro de los múltiples reconocimientos que acumuló durante su vida poética y literaria están el Premio Cervantes, en 2009; el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, también en 2009; el premio internacional Alfonso Reyes 2004; el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda 2004; el Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca 2005; la Medalla de Oro de Bellas Artes, otorgada de la Secretaría de Educación Pública de México el 28 de junio de 2009; el Premio Cervantes 2009; y el doctorado honoris causa por la Universidad Autónoma de Nuevo León , el 11 de septiembre de 2009, entre muchos otros de gran trascendencia.

267542701Sus biógrafos expresan que su verdadero aprendizaje por las letras empezó en la casa de sus padres: José María Pacheco Chi y María del Carmen Berny Abreu, a la que solía llegar connotados escritores de la época como Juan de la Cabada, Héctor Pérez Martínez, Juan José Arreola, José Vasconcelos y Martín Luis Guzmán, con los quien aprendió a enamorarse del cuento, la poesía y la novela.

La obra de José Emilio Pacheco que fue fructífera hasta los 75 años de su vida, es un legado valioso que jóvenes y adultos la disfrutan por su enorme potencial, tanto que parte de la estructura literaria es elemento base de su estudio académico, en los estudiantes de secundaria, preparatoria y universidad.

Para recordarlo, aquí apuntamos cinco títulos de su pródiga obra que abarcó el cuento, la novela, la poesía y el ensayo. Destacan sus relatos “El principio del placer”, “La sangre de Medusa” y otros cuentos marginales, la novela “Morirás lejos” y “Las batallas en el desierto”. En cuanto a poesía sobresalió con “Los elementos de la noche”, “No me preguntes cómo pasa el tiempo”, “Los trabajos del mar” y “Miro la tierra”.

Los niños, jóvenes y adultos, mujeres y hombres del municipio de Tlalnepantla de Baz lo rememoran con cariño, tanto que el gobierno local en el año 2016 decide que el Centro Municipal de la Artes, ubicado en el centro histórico de esta localidad lleve el nombre del ilustre literato José Emilio Pacheco.

Los medios locales, entre ellos el Semanario Punto de Expresión destaca en el contenido de su publicación el singular evento donde estuvo presente la escritora y periodista Cristina Pacheco, esposa de José Emilio, y la entonces presidenta municipal Aurora Denisse Ugalde Alegría.

Su inseparable compañera de vida, señaló aquella mañana de martes 23 de febrero de 2016 lo siguiente: “José Emilio era un hombre que amo este país entrañablemente, que nunca quiso traicionar a las palabras, un hombre sí, que amaba el tiempo, la memoria, los libros, el mar. Ese mar que siempre lo acompaña.

“Creo en la herramienta suprema que es la palabra; no existe nada, absolutamente nada que sea más poderoso que la palabra, con esto decimos la paz, la guerra, el amor, el odio; con eso nombramos a los amigos queridos y al poeta”.

Ante más de cientos de vecinos de las más de 250 comunidades, que se dieron cita para ser parte de la ceremonia, la señora Cristina Pacheco recibió con agrado la distinción que honra al polígrafo, quien falleció el 26 de enero de 2014.

Este 2020, se cumplieron los primeros seis años de que Don José Emilio partiera al lugar donde algún día también llegaremos y para concluir este homenaje que le hace La Revista Matices en el 81 aniversario de su natalicio, retomamos las palabras de Cristina Pacheco que manifestó en la develación de la placa, leyenda y medallón que lleva el nombre José Emilio Pacheco el Centro de la Cultura y las Artes de Tlalnepantla, ese martes del 23 de febrero de 2016

“Si estuviera en este momento diría: No, hombre, no sé porque perdieron su tiempo. Van a perder media hora más, es día de trabajo. Muchísimas gracias, yo no merecía que me dieran esta casa, el medallón es precioso, pero no, no, no, no lo merecía.

Él era así, de muchísimas formas; un hombre muy modesto, muy natural, que sabía quién era, un trabajador de las palabras. Se murió tal vez de agotamiento, de tanto buscar las palabras exactas para decir su planteamiento y el de nosotros. Porque finalmente el poeta traduce lo que somos nosotros

 El tiempo pasa, las gentes se acaban. Las cosas quedan. Queda un vestido, una botella, un vaso, una pluma, un zapato, un sombrero, queda un edificio. Va quedar éste, mucho después de que yo o algunos de ustedes ya no estén. Me pregunto qué va a pensar alguna persona que pase frente a este edificio, levante los ojos y diga: Casa de la Cultura y las Artes José Emilio Pacheco. Y ¿ese tipo quién era?

Tal vez le interese
CAPACITA IAPEM A DIPUTADOS LOCALES ELECTOS
Editorial.- Abuso de poder de las Policías en México
Se confirma el triunfo de Fernando Vilchis en Ecatepec